La salida de Mario Salas y los desafíos de la Alta Dirección

El vespertino La Segunda consultó la opinión de Claudio Ramírez, socio de CONSIGLIERI, sobre los motivos que impulsaron el despido de Mario Salas, quien hasta este miércoles 26 de febrero era entrenador de Colo Colo.

Ramírez manifestó que la salida de Salas comprueba que para ser técnico o comandar a equipos grandes ya no basta solamente tener capacidades futbolísticas o técnicas.

Por ejemplo, en la nota se detalla que lo del ex entrenador albo es comparable con lo que sucede con los altos directivos. Si bien, muchos de ellos son muy capacitados, ya no es suficiente. Deben tener otras competencias como un adecuado manejo de equipos complejos (el camarín), rápida y eficiente gestión de sus clientes y accionistas (los hinchas), además de un entendimiento claro de cómo funciona el entramado político-corporativo interno, tanto a nivel de comités de gerentes como de directorios (dirigencias de clubes). 

Además, el socio de CONSIGLIERI comentó que no está permitido (ni para los gerentes ni para entrenadores como Salas) el no tener las herramientas, el sentido común, el liderazgo y la madurez gerencial para poder gestionar de manera eficiente una crisis. 

Link con la nota completa:

Muñeca política: lo que la faltó a Mario Salas en Colo Colo